Visita nuestra red de blogs educativos
Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Avatar, la última película de Cameron, el 3D en versión comercial

Me dice Vanesa que se va a Avatar. Y eso,  le digo, ¿eso qué es? Una peli que voy a ver hoy. Avatar. 3D

Fuente: iProfesional.
Las industrias del esparcimiento basado en el cine y los fabricantes de equipos de electrónica convirtieron a “Avatar”, la última película de James Cameron, el director de “Titanic”, en la punta de lanza de las tres dimensiones (3D), la tecnología con la cual intentarán revitalizar sus negocios, jaqueados por Internet y la piratería.
El film, que incluye en su reparto a la actriz Sigourney Weaver, famosa por su personaje en la saga de “Alien”, genera ingresos no solamente por el lado de la taquilla, sino también en el sector de los videojuegos.
La película, que se estrenará este viernes en gran parte del mundo, a excepción de la Argentina (1 de enero), Uruguay, China e Italia, recurre en forma intensiva a las tecnologías de la información (TI).
Pero “Avatar” no estará sola en esta nueva ofensiva del 3D. La cuarta parte de la saga del ogro “Shrek” y la tercera de “Toy Story” y la versión en cine del clásico libro de Lewis Carroll, “Alicia en el país de las maravillas”, se podrán ver en tres dimensiones a lo largo de 2010.
¿Por qué ahora la industria del cine y los fabricantes de electrónicos apuestan por esta tecnología tridimensional? Las películas en tres dimensiones existen desde hace muchos años. En 1946, la Unión Soviética hizo “Robinson Crusoe”; la primera cinta sonora en colores y en 3D, y en la década del ’50 se distribuyeron más de 60 películas en relieve, incluyendo “Crimen perfecto”, del inglés Alfred Hitchcock, antes de que los estudios abandonaran el 3D.
En las décadas del ‘70 y ‘80, los estudios probaron con películas como “Tiburón 3D” o “Viernes 13, Parte 3'” para las que los cines distribuían gafas de cartón, pero no fue hasta la invención, en 1986, del formato IMAX cuando el 3D tomó protagonismo propio.
Pero hoy el formato tridimensional ya no es exclusividad de las pantallas del cine, y está presente en otros ámbitos, como la computación personal, la Web y la fotografía. Por lo tanto, fabricantes de equipos electrónicos, de computadoras, y hasta el gigante de Internet, Google, y productores de contenidos apuestan cada vez más por este sistema. Es que la visión digital en 3D será un elemento clave como fuente de ingresos para las empresas del ocio, desde cadenas de cine hasta programas de software, que deben enfrentar una crisis en sus modelos de distribución y de ingresos por culpa de Internet, además de la piratería y la crisis económica mundial.
Por un lado, la industria cinematográfica y de videojuegos viene incrementado la demanda de imágenes 3D, capaces de brindar un nivel de emoción superior al que ofrecen las imágenes bidimensionales.
El formato ya es una creciente fuente de facturación en los cines de todo el mundo y, en caso de que despegue, los analistas lo consideran un importante potencial de crecimiento de los ingresos en 2010.
Empresas como Cineworld, BSkyB, Pace y DDD Group tienen muchas posibilidades de beneficiarse, a medida que los estudios de Hollywood y otras empresas del sector inviertan su dinero en productos con formato tridimensional.
Las películas hechas en 3D están generando dos o tres veces más que los mismos títulos en 2D - y en algunos casos, hasta seis veces más”, advirtió Kimberly Maki, director ejecutivo de la Sociedad de Ingenieros de Películas Cinematográficas y Televisión.
Por ejemplo, los datos de la industria muestran que la remake de la película de serie B "My Bloody Valentine" de la década del ‘80 recaudó el 71 por ciento del total de taquilla. Un nuevo registro para este formato, las pantallas 3D para pantallas 2D superó seis a uno en la semana de estreno de la película.
Pero además, y esto lo remarcó el propio Cameron, una película tridimensional es menos vulnerable ante la piratería. “Puedes piratear una película, pero no puedes piratearla en 3D, así que no puedes envasar esa experiencia (de un filme en 3D) y distribuirla instantáneamente, hay que ir al cine”, apuntó.
Buenas expectativas
“Avatar” fue recibida con buenas críticas, luego de su estreno oficial en Londres. “Es un espectáculo irresistible, en el que uno se sumerge”, escribió el diario The Times, que le otorga cuatro estrellas sobre cinco posibles. “La tecnología de punta involucra, pero lo que le mantiene a uno fascinado es la vívida extrañeza de este nuevo mundo inventado, tropical y chillón”, agregó.
The Guardian consideró la tecnología como “formidable” y los efectos especiales “extraordinarios”. Los periodistas que vieron la película “tienen la seguridad de que la superproducción de ciencia ficción de Cameron va más lejos de todo lo que han visto hasta ahora”, afirma el diario. “Es una película en 3D que la gente dirá dentro de unos años que transformó el cine”, se entusiasmó el diario The Sun.
La única razón por la que “Avatar” no batirá a “Titanic” en la taquilla es porque no hay suficientes pantallas digitales en el mundo para difundirlo en todo el esplendor de sus 3D. Con la nueva película, el estudio 20th Century Fox espera repetir el éxito de la historia del naufragio del transatlántico, que entró en la historia al ganar 11 premios Oscar y recaudar el récord absoluto de 1.800 millones de dólares en todo el mundo.

Bytes y costos
El uso de la TI en esta película demandó una gran capacidad de almacenamiento. Según medios especializados de los EEUU, Cameron debió usar un petabyte para almacenar toda la renderización (proceso de cálculo complejo desarrollado por una computadora destinado a generar una imagen 2D a partir de una escena 3D) de la obra. En términos de computación comunes a un usuario hogareño, equivale a 512 discos duros de 2 terabytes en serie.
Alrededor del 60% de la película fue creada utilizando computadoras y el nuevo sistema 3D Fusion Camera. Puede averiguar más sobre cómo se procesó esta película en http://www.nordichardware.com/news,10411.html
Pero esta apuesta por la tecnología no es gratuita. “Avatar” costó unos 237 millones de dólares a los que hay que sumar unos costos de producción cercanos a los 150 millones de dólares. Es decir, casi 400 millones que la convierten en uno de los filmes más caros de la historia.
“La cosa es así, el publico tiene que recordar que el estudio tiene que invertir dinero en el filme. Y si ellos no hubieran creído en la película, no habrían gastado el dinero”, señaló Cameron en Londres, donde aseguró que Fox sabía “desde un inicio” que “Avatar” sería “un filme muy caro”. “Pero siempre creyeron en él, siempre apoyaron mis acciones”, aseguró.
Videojuegos
“Avatar” no está sólo en el cine. También dice presente en el sector de los videojuegos. Sin embargo, el juego oficial, que ya está disponible, requiere para disfrutarlo en 3D un televisor compatible o un monitor con prestaciones 3D, existentes solos en algunos países desarrollados. Por supuesto, se puede optar por jugar en formato bidimensional.
La ambientación del juego es en una jungla, donde se suceden destrucciones dinámicas de los entornos realizados por 250 desarrolladores de la empresa Ubisoft durante dos años y medio.
En el hogar
Justamente, los videojuegos será una de las cabeceras de playa para que el 3D pase a los hogares. Este año la feria de electrónica más importante de mundo, la IFA 2009, en Berlín, registró este énfasis en el mundo audiovisual. Por ejemplo Panasonic presentó su apuesta por la televisión con tres dimensiones, la 1080 3D Full HD.
El gigante japonés Sony anunció que comercializará a partir del próximo año televisores en relieve, con lo cual se recrudece la batalla en torno al muy codiciado mercado de las pantallas en tres dimensiones para los hogares.
El televisor Bravia LCD, presentado en la feria, no sólo permitirá ver programas en tres dimensiones, sino que será “la pieza central de la experiencia 3D de Sony”, según prometió el gigante japonés.
Los usuarios podrán conectar a la TV su consola de videojuegos PlayStation (que produce Sony), que les permitirá jugar en 3D, así como su lector de discos Blu-Ray y su computadora, señaló la firma.
El 3D se ha quedado en los cines, pero Sony y sus rivales esperan que pronto salga de las salas y reemplace al 2D como nuevo estándar en televisión. Ahora el objetivo es el living de la casa en los países desarrollados.
Sony no es el único en mover fichas por el 3D. Además de la mencionada Panasonic, la surcoreana Hyundai también se prepara, y ya se vislumbra una posible guerra de formatos, cuando las tecnologías rivales se enfrenten para convertirse en norma.

No hay comentarios:

Otros blogs de nuestra red

Canal educativo